«El Buen Pastor se acerca»

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, de poder comprender su punto de vista.
Dos niños aparentemente iguales pueden sentir emociones muy diferentes a raíz de una misma situación. Podemos pensar en el niño de clase que no ve de lejos y la han sentado al fondo del aula. ¿Cómo se sentirá? Suponemos que contrariado, apartado y muy solo.
A través de la historia del Sr. Indiferente, en la Pandilla de Jesús, pudimos trabajar este valor. Solo cambió su modo de ver las cosas cuando se puso en el lugar de los demás. Jesús también dejó las noventa y nueve ovejas en el redil, y se fue a buscar a la descarriada.
Jesús nos conoce a cada uno de nosotros, sabe cómo nos sentimos y cómo somos… y si nos perdemos, Él nos busca y nos encuentra. Nos hace sentirnos importantes, queridos, junto al resto de «ovejas».